Alertan sobre la importancia de prevenir la violencia en el noviazgo

Investigación con bachilleres arroja que poco más del seis por ciento ha sido víctima de violencia emocional por parte de su pareja

Empujones o agresiones físicas, prohibición de actividades y compañías y, buscar controlar las redes sociales de la pareja, son algunas manifestaciones negativas en las relaciones de noviazgo que pueden catalogarse como violencia de tipo emocional, física o psicológica y que pueden ocasionar baja autoestima.
 
Este problema ha sido abordado desde 2012 por la investigadora de la Universidad de Guadalajara y docente en la Preparatoria 4, maestra Alejandra Valenzuela Varela, autora del estudio “Violencia en el noviazgo, prevalencia y factores asociados”.
 
Con base en 742 encuestas que aplicó en tres preparatorias de la UdeG a jóvenes de 16 y 17 años, la especialista destacó que los tipos de maltrato más frecuentes son el emocional, manifestado principalmente en chantaje y celos, y el físico.
 
“La violencia emocional es un tipo de maltrato que no deja marcas físicas pero que sí provoca que en la persona baje su autoestima, que deje de creer en ella misma, que no se sienta mal y hasta sienta que está equivocada”.
 
En su estudio, Valenzuela Varela también encontró que el 6.25 por ciento de sus encuestados han sido víctimas de violencia en el noviazgo y el 1.25 por ciento se identifican como agresores. A su vez, existe “una condición múltiple de víctima y agresor en el tres por ciento de mi muestra”.
 
En el estudio también identificó que los jóvenes han normalizado esta práctica: “Una de las preguntas de la encuesta es que si tu novio te deja marcas y la mayoría respondió que sí había vivido eso pero no lo tomaban como violencia sino como algo que estaba bien, al igual que un jaloneo o zarandeo. Como empiezan con un juego creen que están bien que los empujen o que los aprieten. No lo ven como daño, sino como juego”.
 
En la investigación de Valenzuela Varela no se reportaron casos de violencia o agresiones de tipo sexual. No obstante, las consecuencias de los otros dos tipos de agresiones pueden ser: disminución de la autoestima y autoconfianza y la posibilidad de que continúen en la edad adulta este tipo de manifestaciones de violencia.
 
La docente de la UdeG considera que es necesario promover en los jóvenes la idea de que “el noviazgo es la oportunidad para conocer a una pareja y ser felices. En ocasiones los jóvenes piensan que a ellos no les va a suceder y consideran que las prohibiciones son una actitud normal”.
 
 
A T E N T A M E N T E
"Piensa y Trabaja"
Guadalajara, Jal., 29 de mayo 2016

 
Texto: Wendy Aceves
Fotografía: Internet